Viernes negros

Viernes negro

El viernes negro es una tradición más de las que hemos importado desde los EE.UU. y adoptada como nuestra. Un día o, mejor dicho, toda una semana donde podemos comprar desaforadamente como si se fuera a acabar el mundo en un par de días, o como si no tuviéramos bastante ya con la inacabable fiebre consumista que padecemos unos días después con la excusa de las Navidades.

Pero para viernes negro, el que tenemos que sufrir cada semana con los atascos que se forman a la salida del trabajo. Cientos de miles de coches preparados para abandonar la ciudad durante el fin de semana y que saturan las calles y accesos de la ciudad con sus humeantes tubos de escape. Ese día de la semana es en el que, además, se producen más accidentes. Eso sí que son viernes negros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.