Seis dedos básicos

Seis dedos básicos

Dentro de la conducción defensiva o preventiva a la que debemos acostumbrarnos cuando circulemos con nuestra bicicleta hay que hacer especial mención a la importancia de los frenos. Además de estar pendientes de su mantenimiento (si no eres manitas, ya sabes, llévasela a tu mecánico de confianza), es recomendable llevar permanentemente dos dedos sobre las manetas para estar siempre preparados para usarlos.

En las calles de una ciudad es fácil encontrarse con imprevistos (peatones que cruzan de oído, coches que no respetan el ceda al paso, etc.) y adoptar esta postura nos evitará sorpresas desagradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.