¿Peráltez no lleva casco?

¿Peráltez no lleva casco?

Es posible que hayas echado de menos durante la lectura de este manual las referencias al casco, y hasta es probable que pienses que este complemento es indispensable para circular con seguridad. No nos vamos a zambullir en los ríos de tinta que ha provocado la polémica sobre la efectividad de este complemento, pero sí anotaremos que la imposición universal de su obligatoriedad acarrearía una disminución importantísima del uso de la bicicleta en la ciudad y esto sí que tendría un efecto perverso: cuantas menos bicis, mayor inseguridad para los ciclantes.

Los desplazamientos en bici descendieron un 30% en Australia tras hacer obligatorio el uso del casco. Ten siempre en cuenta que el casco puede proporcionar una falsa sensación de seguridad al ciclista y a los conductores que le rodean, lo que puede provocar que se descuiden las buenas prácticas de conducción segura. Y lo que es más importante: las muertes y las lesiones cerebrales severas no son provocadas por la presencia o la ausencia del casco, sino por el impacto causado por la excesiva velocidad de los vehículos a motor o por el descuido de las más elementales normas de conducción segura.

1 comentario

  1. Alfonso Gallardo

    Un ciclante más en las calles de Madrid… Totalmente de acuerdo. Yo no quiero que un casco me proteja. Quiero que el entorno y las leyes me protejan. Una calle tranquila vale por un millón de cascos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.