Machado revisitado

Machado revisitado

Acostumbrados estamos a reclamar a las administraciones públicas que nos construyan todo tipo de infraestructuras. Queremos autopistas, trenes de alta velocidad, aeropuertos, hospitales, colegios, universidades, polideportivos, bibliotecas, centros de mayores, guarderías, puertos deportivos, carriles bici…

Son peticiones justas en un estado social, y es nuestro deber exigirlas, pero muchas veces la realidad presupuestaria choca con nuestras expectativas y necesidades, y es en estas ocasiones cuando se deben priorizar las inversiones en orden a su importancia social, es decir, atender antes la sanidad, la educación y los servicios sociales, o así debería ser. El carril bici es una infraestructura cara y muchas veces de dudosa efectividad. Así que, mientras no haya camino, no queda otra que hacer camino al ciclar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.