Lenguaje no verbal

Lenguaje no verbal

Aunque ya existen artilugios para bicicletas que hacen las veces de luz de freno o de intermitentes, los ciclantes disponemos de unos dispositivos avanzados que realizan la misma función y además se recargan con una energía renovable de los más puntero: la ingestión de comida.

Efectivamente, con nuestros propios brazos podemos indicar nuestras maniobras tal y como se ve en la imagen, y es imprescindible anticipar con ellos nuestras maniobras para ser previsibles ante el resto de los usuarios de la vía, que siempre agradecerán llevar delante de sus vehículos a un ciclista seguro y responsable. El gesto de anunciar la parada se hace en realidad con el brazo estático y flexionado en 90 grados con la mano apuntando hacia abajo, pero ese ademán es desconocido para la mayoría de la gente, por lo que es recomendable hacer un aspaviento como cuando los agentes de tráfico te indican que debes aminorar la velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.