La paja en el ojo ajeno

La paja en el ojo ajeno

No hay nada más fácil que echar la culpa a los demás, y si los demás son los más débiles, muchísimo mejor. Es una triste realidad que el porcentaje de bicicletas respecto al resto del tráfico sea apenas residual en la mayoría de nuestras ciudades, pero qué casualidad que este colectivo tan reducido sea objeto de tanta crítica por parte de los conductores.

Todavía hay muchas personas que piensan que las bicicletas obstaculizan el tráfico y que provocan atascos, sin reparar que son ellas, junto al resto de cientos de miles de coches que entran a diario en la ciudad, las que causan esos embotellamientos. Y es que es tan fácil ver la paja en el ojo ajeno y obviar el eje del cigüeñal en el propio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.