¿La calzada es tuya?

¿La calzada es tuya?

El casi incombustible Manuel Fraga Iribarne, que fue ministro franquista, más tarde demócrata convencido y al final de sus días procastrista y autonomista, acuñó -o le acuñaron- allá por los tiempos de la transición española la frase “la calle es mía”, en referencia a la represión de las manifestaciones que ejercía desde el Ministerio de Gobernación. Desde entonces, esa frase parece presidir la mente de muchos conductores que o no saben o no quieren saber que la calzada es de todos, y que por ella pueden circular todos los vehículos reconocidos por la Ley, incluidas las bicicletas.

Y eso seguramente les sucede porque muchos creen que la bicicleta es una herramienta de ocio y deporte, y que debe circular por caminos segregados del tráfico a motor. Es ahí donde este pensamiento encuentra un aliado inesperado en los que defienden los carriles bici como única vía de expansión del uso de la bicicleta, y de ahí las polémicas en torno a estas infraestructuras. En cualquier caso, y más allá de la proliferación o no de los carriles bici, recordad y proclamad a los cuatro vientos que la calzada es de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.