Guardando las distancias

Guardando las distancias

Se suele hablar mucho de la distancia de seguridad que deben guardar los vehículos de motor al circular detrás de nuestras bicis o al intentar un adelantamiento, pero existe una medida de seguridad no reglada que no está de más que tengamos en cuenta.

En calles tranquilas y de sentido único podemos encontrarnos con frecuencia detrás de otro vehículo, pues en esas vías la velocidad es moderada y se producen muchas paradas ante los pasos de peatones, cruces y demás. En estas circunstancias es recomendable que guardemos una distancia suficiente con el coche que nos precede, de tal manera que podamos ver con la suficiente antelación los baches o grietas que, de otra manera, quedarían ocultas por ese vehículo. Además, de esta manera evitaremos tragar el humo que sale por su tubo de escape. Todo son ventajas.