Eres un todoterreno

Eres un todoterreno

La gran ventaja de la bicicleta en la ciudad es su capacidad de adaptarse a todos los terrenos. Desde nuestra casa al trabajo, la bici puede estar en nuestro salón, entrar en el ascensor, circular por la calzada, subir al transporte público y rodar por la acera guiada por nuestra mano.

Esta versatilidad la convierte en un auténtico vehículo todoterreno, circunstancia que debemos aprovechar siempre que sea necesario. Por ejemplo, si nos encontramos en nuestro recorrido con una calle cuesta arriba y repleta de vehículos que no avanzan o lo hacen lentamente, lo más inteligente es bajar de la bicicleta y hacer ese recorrido empujando la bicicleta. En unos instantes estaremos delante de la fila y listos para seguir pedaleando hacia nuestro destino. Tú y tu bici sois todoterreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.