El invento del siglo

El invento del siglo

La industria automovilística se ha dado cuenta de que esta tontuna de la bici a lo mejor no es tal y que, aunque sea a medio o largo plazo, su primacía en las ciudades puede empezar a perder su rentable cuota de mercado. Tanto es así, que marcas como BMW, Audi, o Smart han diseñado sus propias bicicletas en una especie de guiño para que el público las perciba como empresas medioambientalmente comprometidas.

En cuanto a la fabricación de sus vehículos a motor, no hay gran compañía de automoción que no se esté reorientando al sector de los vehículos híbridos y/o eléctricos. Estas poderosas empresas van a hacer lo imposible por mantener su primacía y mantener el modelo de ciudad basado en el coche al precio que sea y, ojo, que con la excusa de lo ecológico nos la pueden meter sin darnos cuenta. Toda acción encaminada a disminuir la emisión de gases tóxicos es bienvenida, pero hay otros problemas a los que también hay que buscar solución, como es la congestión del tráfico, el diseño de las ciudades y la peligrosidad implícita en cualquier vehículo pesado y veloz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.