Derribando falsos mitos

Derribando falsos mitos

Seguro que en más de una ocasión, y en más de dos, alguien te ha voceado desde su coche alguna tontería por el simple hecho de desplazarte en bicicleta por la ciudad. Si ya tienes unos años, es bien fácil que te hayan silbado la melodía de Verano Azul o que te hayan gritado ¡vamos, Perico! o el nombre del ciclista del momento. Eso, los más benévolos, porque también es habitual que algunos te digan por dónde tienes que circular, qué indumentaria debes llevar o qué ciudad es para bicis y cuál no lo es.

Efectivamente, muchos conductores se permiten el lujo de arrojarte a voces su ignorancia y según el día que llevemos nos sentará mal, peor o regular, pero en cualquier caso, y como desde aquí se recomienda con insistencia, es mejor no entrar al trapo. Lo mejor que podemos hacer, y más en nuestro entorno que en una discusión callejera, es informar a los no ilustrados sobre la normativa, derechos y obligaciones que afecten a los usuarios de las vías. La información es poder, amigos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.