Definición de cochista

Definición de cochista

Seguimos dándole vueltas al lenguaje de la calle, y hoy hablaremos de una de esas palabras que no tienen cabida en la RAE y que en este caso se suele usar con cierto ánimo despectivo. Cochista es un adjetivo que con demasiada frecuencia se utiliza para definir de forma extensiva a quienes utilizan el vehículo privado para sus desplazamientos por la ciudad. Gran error, porque para eso ya existe una palabra y no es otra que la de conductor/a.

Cochista sería más bien aquel que no concibe la vida sin el coche y que antepone el derecho a usarlo a cualquier otro, incluso al de la salud o al bienestar de los demás. El cochista se desplaza a todos los sitios en su vehículo independientemente de la necesidad real que tenga de hacerlo, y aguanta con estoicismo los atascos y la búsqueda de aparcamiento, pero se impacienta y desespera ante un peatón que cruza despacio un paso de cebra o ante una bici que le precede y que le hará perder veinte segundos de su valiosísimo tiempo. El lema del cochista es “yo soy el rey de la calle y este asiento calefactado es mi trono”.

Afortunadamente, la mayoría de los coches que comparten la calzada con las bicicletas son manejados por personas pacíficas que bastante tienen con sufrir las desventajas de ese medio de transporte. Los cochistas, aunque más ruidosos y llamativos, son cada vez menos y están proceso de extinción, pero todavía quedan especímenes curiosos como el del siguiente vídeo. No haréis eso con vuestras bicis, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.