Cuestión de dignidad

Cuestión de dignidad

No tiene nada de indigno echar la patita a tierra cuando sea necesario. Hay muchas situaciones en las que tendremos que hacer esto, como cuando no nos atrevemos con una rotonda, para adelantar en atascos cuesta arriba, o cuando nos venga mejor acortar por una calle prohibida o peatonal.

Lo que sí es indigno, además de estar prohibido, es circular sobre la bici por las aceras, pues es el único espacio libre de máquinas agresivas que aún nos queda a las personas. Así que, repite conmigo y en voz alta como si de un mantra se tratara: “Bajarse de la bici no es indigno. Bajarse de la bici no es indigno. Bajarse de la bici…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.