Controla la presión de los neumáticos

Controla la presión de los neumáticos

Seguro que hay días en los que te encuentras más cansado de lo habitual, y dar dos pedaladas seguidas te cuesta un mundo. La misma cuesta por la que subes cada mañana con facilidad se ha convertido de repente en el Tourmalet y empiezas a preguntarte si estarás incubando el virus de la gripe porque aquello no es normal.

Sin embargo, la pregunta que realmente has de hacerte es la de cuánto tiempo llevas sin comprobar la presión de tus neumáticos, pues probablemente sea la razón de tu pesar al pedalear. Una rueda que no está hinchada lo suficiente va a suponer que aumente la superficie de rozamiento y, aunque parezca una nimiedad, cada pedalada en estas condiciones te va a costar el doble. Así que, ya sabes: al menos una vez a la semana comprueba la presión de tus neumáticos, y si te puedes hacer con una bomba de pie para inflar tus ruedas, muchísimo mejor.