Adelanta con seguridad

Adelanta con seguridad

Los adelantamientos en ciudad se deben realizar tomando las mismas precauciones que en carretera, es decir, cambiando de carril y dejando una distancia lateral suficiente entre el vehículo y la bicicleta adelantada. Ni que decir tiene que, además, los coches han de evitar pegarse a la bicicleta que pretenden rebasar, manteniendo una distancia que no debería ser inferior a cinco metros.

En ciudades como la de Madrid la normativa recoge esta obligación en el artículo 20 de su Ordenanza de Movilidad, un texto que debería ser un ejemplo a seguir por cualquier ciudad que pretenda favorecer un modelo de movilidad sostenible.

Esta es la manera de adelantar correctamente, todo lo contrario que el ejemplo que podemos encontrar en este vídeo. Así adelantan los cabestros al volante:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.